miércoles, 21 de agosto de 2013

Cómo aprovechar una laca de uñas seca

¿Recuerdas esa laca que tienes guardada desde hace años y no usas por lo espesa que se ha quedado? Si arrastras un pequeño síndrome de Diógenes como hago yo, seguramente tengas más de un bote de pinta uñas pendiente de ir a la basura o regenerar con líquidos milagrosos. Pues bien, lejos de darte una solución para que tu tono recupere su textura original, vamos a emplearlo para hacer una manicura ultra rápida y divertida.

nail art paso a paso


¿Qué necesitas?
- Base coat
- Un tono para la base, yo elegí Pistacchio de IsaDora.
- Una laca de uñas que haya espesado (si no tienes, puedes usar una normal, hay truco)
- Un palillo

Los primeros pasos son bien sencillos. Base coat y dos capas de la laca de uñas que uses como base. Si has decidido usar un barniz de uñas nuevo, nuevito, deposita una pequeña cantidad sobre una superficie que no lo absorba, un plástico o similar, antes de empezar a pintarte las uñas. De este modo se irá secando hasta que tenga la consistencia suficiente para que cuando mojes el palillo un hilillo de laca se vaya detrás de él al levantarlo.
Si has elegido acabar con ese barniz "securrio" de tu tocador bastará con sumergir el palillo en el bote o extraer la pintura del mismo pincel.
Bien, una vez tengamos el hilo de laca colgando del palillo, lo depositamos sobre nuestra uña. Yo hice líneas horizontales, pero puedes crear espirales, dibujos... ¡Imaginación al poder!

nail art paso a paso

nail art paso a paso

nail art paso a paso