miércoles, 27 de febrero de 2013

Un morado alegre

Con un poco de celo haremos una manicura de ejecución perfecta, sin chapuzas!! Vamos allá:

1. Nos pintamos de morado un par de capas y el anular con nuestra laca metalizada (plateado, dorado, cobrizo.... tu eliges!) Cuando seque bien nos ponemos los celos.







2. Asegúrate de pegar bien el celo para que no se cuele la laca y se nos fastidie la manicura. ¡A pintar!






3. No seas impaciente, deja que seque bien y retira el celo. Una última capa de top coat y listo!